¡Inscríbete en nuestra newsletter y ponte al día con las últimas novedades! Suscríbete ya

Blog

Pautas y consejos

Claves para ser una supermamá feliz

Recientemente he tenido el placer de ser invitada a unas jornadas que el Instituto de la Felicidad de Coca-Cola organiza con el fin de difundir entre la población formas de llegar al bienestar a través de magníficos profesionales. Para la sesión fuimos invitadas un grupo de madres y las conferencias corrían a cargo de Alejandra Vallejo-Nájera y Laura Rojas Marcos.

 

#supermamafeliz_3R

 

Es un gusto poder sentarse, parar y pensar sobre uno mismo, sobre nuestros hábitos y poder reflexionar las diferentes maneras que tenemos para cuidarnos. Y de paso poder comerse algo rico 🙂

 

#supermamafeliz_1R

 

Realmente hasta que una es mamá creo que no es consiente de la cantidad de cosas que se pueden tener en la cabeza. Si, ya sé que  todos estamos muy liados y que tenemos muchas cosas en mente, pero la crianza de los hijos, sin duda, requiere de la mejor versión de uno mismo. Te conviertes en contadora de cuentos, limpiadora de manchas difíciles, buscadora de hormigas, masajeadora de  heridas, calmadora de lloros… Y un sinfín de cosas más. Desde luego se trata de una experiencia que otorga una identidad diferente, te enriquece hasta puntos que no podrías imaginar, te cambia por dentro. Pero, con tanto requerimiento, ¿dónde quedas tú?

La Universidad de la Sorbona realizó un estudio para determinar el perfil de la madre europea. ¿Sabéis lo que concluyeron? Las mamás españolas nos dedicamos a nosotras  una media hora a la semana…Y encima, ¡nos sentimos culpables! ¿Creéis que de esta manera es posible estar serena? Yo, personalmente, lo dudo.

Por tanto, existe la posibilidad, que entres en una espiral de nervios, estrés, angustia, impaciencia… que te lleve a estar todo el día “a la que salta”. Resultado: más culpa. Mantener esta situación de forma continuada hace que uno se acostumbre… El cuerpo empieza a dar señales: dolores de cabeza, de espalda, empiezo a dormir mal, nos cuesta concentrarnos, empezamos a comer cualquier cosa… ¿Te suena?

Pues bien, si quieres salir de ahí, si crees que quieres estar presente, ser feliz… Aquí van algunas recomendaciones:

 

1) RECONÓCETE TAL Y COMO ERES.

Si, tal cual, no como te gustaría ser o como deberías ser. Sino como eres. No conozco a nadie que sea capaz de mejorar desde la exigencia. Reconócete, acéptate y quiérete. ¿Que eres tranquilona? ¿Te cuestan los cambios? ¿O bien los necesitas continuamente? Pues acéptalo. Y desde ahí, desde el cariño a uno mismo, es desde donde podrás cambiar si lo crees conveniente.

2) DEDICA UNOS INSTANTES AL DÍA A ESTAR PRESENTE ALLÁ DONDE ESTÉS.

¿Sabéis el placer que supone poder tener la mente en calma y únicamente en el aquí y ahora? Sin planificar el día, sin pensar lo que tengo que hacer, lo que me falta… Una frase que a mi me ayuda es fíjate más en lo que tienes que en lo que te falta. Pues bien, Alejandra nos planteó un ejercicio muy interesante: en tu ducha diaria, concéntrate con todos tus sentido, en ti y en tus sensaciones. El olor, el tacto, los sonidos… Son tres minutos, no más. Pero os puedo asegurar que es un ejercicio muy relajante y que desde luego ayuda a estar más serena.

3) FÍJATE EN TU RESPIRACIÓN.

Como si de plantas se tratara, la respiración es  necesaria para nuestro bienestar. Cuando, de forma continuada, la alteramos, el PH de la sangre varía y nos produce sensaciones desagradables. Pues bien, dedica unos minutos al día a prestar atención a cómo respiras e intenta llevar el aire al estómago. Fíjate cuando estás respirando demasiado con el pecho, o tu respiración se hace entrecortada… Lo importante es que el aire fluya. Puede ayudarte tumbarte en la cama y ponerte debajo del ombligo un libro pesado. De esta forma notarás hacia dónde tienes que enviar el aire.

 

#supermamafeliz_6R

Para mi fue un verdadero placer poder disfrutar de la sesión y seguiré compartiendo con todos vosotros lo que hicimos.

Y… disfruta, vive la vida, siente el presente…

 

Categorías: Angustia o ansiedad, Cambio en mi situación personal o familiar, enBienestar, Intervenciones en los medios, Nos cuesta relacionarnos con calma, Problemas con los hijos, Relación con los demás, Sana autoestima

1 comentario

  1. Pingback: Gestiona tus emociones mamá | enBrazos

Deja un comentario