¡Inscríbete en nuestra newsletter y ponte al día con las últimas novedades! Suscríbete ya

Blog

Pautas y consejos

Cómo entiendo la psicoterapia

Me gustaría aportar algo de luz a algo que muchas personas se plantean, ¿en qué consiste realizar terapia? Después de más casi 15 años con una consulta privada y atendiendo a muchas personas, parejas, familias y niños tengo claro en qué si te puedo ayudar y en que otras cosas, sin embargo, no vas a poder obtener lo que buscas conmigo. Puedo ayudarte si…

1) Eres consciente de que comenzar una psicoterapia en un TRABAJO, un PROCESO, un CAMINO. En una sociedad rápida, de lo inmediato, donde no sabemos esperar, lo que te propongo en un trabajo en equipo de conocimiento, de mejora, de ayuda. Ojalá tuviera una píldora mágica que te aliviara de un plumazo el malestar. Y sin darte cuenta. Pero, por mi experiencia, para realizar cambios profundos se necesita TIEMPO, CONSTANCIA, CONFIANZA… PACIENCIA. Con las sesiones notarás alivio, mejoría, cambios…  la terapia se centra en ello. Pero al igual que no vas al gimnasio y dices “yo quiero un tipazo en dos días”, te podrás imaginar que generar cambios en maneras de pensar y actuar que llevas realizando años, no se cambian así como si nada.

2) Trabajamos en EQUIPO. Te escucharé en tu malestar, intentando entenderte, sin juzgarte. ¡Quién soy yo para eso!. Pero a veces, alguien desde fuera, tiene otra visión de las cosas. La honestidad es importantísima en una psicoterapia y te puedo asegurar que me apasiona lo que hago. Estoy encantada de construir, escuchar, ayudar… Y, desde luego, estoy abierta a escuchar tu opinión del proceso, aunque pienses que no va a gustarme.

Como entiendo psicoterapia

3) Rigor y honestidad. Un psicoterapeuta ha de ser riguroso. Soy consciente de la responsabilidad enorme que se deposita en mi, de la confianza que las personas colocan contándome y confiando su yo más íntimo. Por tanto, un terapeuta ha de estar actualizado teóricamente, pasar por un proceso de psicoterapia personal y seguir supervisiones clínicas con otro terapeuta que apoye cuando hay momentos determinados en el proceso  con algunas personas en los que se necesita ayuda. Y esto es indispensable.

4) No te diré lo que tienes que hacer. ¿Sabes por qué? Porque probablemente no lo harás 🙂 Me explico, yo me “mojo” y mucho sobre mis opiniones, pero lo importante es que encuentres maneras adecuadas para ti. Muchas personas saben lo que les vendría bien, pero no pueden hacerlo. O bien porque no pueden o porque en el fondo no quieren. Descubriremos qué hace que no puedas hacer o dejar de hacer aquello que te gustaría. ¿O no te ha pasado que a otros puedes darles grandes consejos? Pero cuando se trata de uno mismo, ahí la cosa se complica. Pues bien, las intervenciones a veces serán “señalar” un aspecto, interpretar algo que ocurre… o incluso seré más directiva en otras ocasiones. Pero ten en cuenta que la idea es que vayas descubriendo por ti mismo, con ayuda, la forma de reducir angustias y ser más feliz… Que de eso se trata, ¿no?

5) Si traes a tus hijos a terapia ten en cuenta que hay una parte de ti que tendrás que revisar también. Has de estar dispuesto a ello. Dado que no tenemos el manual para ser padres, cuando los hijos sufren, necesariamente hemos de hacer cierta mirada como padres y, poder cambiar, aquellos aspectos que dificultan su crecimiento.

6) Mira, yo sé que los tiempos están complicados. La psicoterapia implica una inversión en tiempo, dinero, dedicación e implicación. Y yo te doy infinitamente las gracias por ello. Por elegirme y confiar en mi. Por desplazarte a la consulta. Por conectarte y reservar una hora a que nos veamos por skype. Yo te pido compromiso. Y eso quiere decir que si reservamos una hora que lo mantengamos. Y, si no puedes acudir o conectarte, que me avises con suficiente antelación para que pueda emplear en ese tiempo viendo a otra persona o trabajando en otro asunto.

Por tanto, la capacidad de cambio y apertura a otras opiniones, ideas, espejos… hará más fácil el proceso. 

El proceso de convertirse en persona

 Y recuerda,

Lo peligroso no son las ideas equivocadas, sino las mantenidas rígidamente

Gracias por compartir este artículo con quien creas que puede interesarle

Si después de leer esto te quedan dudas, por favor, no dudes… Consúltame

Categorías: enBienestar, Problemas con los hijos, Problemas de adultos, Problemas de pareja

Deja un comentario