¡Inscríbete en nuestra newsletter y ponte al día con las últimas novedades! Suscríbete ya

La adolescencia está algo demonizada. Muchísimos padres tienen pavor a esta etapa, a las discusiones, los cambios… Sin embargo, se trata de una etapa de transición, casi de niño/a a hombre/mujer muy necesaria y sana en el desarrollo. ¿Qué es lo que pasa? Pues que muchas veces los padres no estamos preparados para ello e intentamos seguir de la misma forma, tratándolos igual cuando están cambiando.

Preguntas frecuentes

¿Qué ocurre en la sana adolescencia?

Se trata de un periodo en el que aparecen cambios físicos acompañados de búsqueda de identidad y cierta necesidad de independencia. Podrás observar que quieren salir con amigos, ir solos a determinadas cosas, elegir más su ropa, tener móvil propio, acostarse más tarde… El estado de ánimo puede oscilar, de repente están muy felices o muy enfadados o tristes. Se desarrollan a nivel sexual, apareciendo curiosidad y búsqueda de sensaciones. Además claro está, cada vez hay más temas que no cuentan a los padres y parece difícil hablar con ellos, muchas veces respondiendo con monosílabos. En este momento además tienen que tomar decisiones importantes para su futuro. Los adolescentes digamos que en cierta medida, pierden la ingenuidad infantil y viven con mucha más intensidad sus emociones. (Leer artículo)

¿Dónde se coloca entonces la tarea del adolescente? Erikson la definió como la de establecer un fuerte sentido de identidad, que incluye la separación de la familia de origen, la iniciación de la intimidad y la planificación realista para la independencia económica.

¿En qué puede ayudaros una consulta psicológica?

Mirad, por un lado orientaros como padres para abordar los cambios que están aconteciendo.

Si vuestro hijo tiene dificultades podemos ver a manera de abordarlos, ya sea desde vosotros o bien invitándole a él también  a consulta. Muchas veces puede costaros relacionaros, la comunicación se hace difícil o bien aparecen celos entre los hermanos.

En estas etapas los padres también pueden consultar por temores acerca de adicciones, ya sean a sustancias (hachis, cocaína, pastillas…) o bien a videojuegos o internet. En cualquier caso, te invito a evaluar la situación y comenzar a poner remedio desde tu posición, para ayudar a tu hijo/a en su crecimiento positivo, desde los límites pero con respeto.