¡Inscríbete en nuestra newsletter y ponte al día con las últimas novedades! Suscríbete ya

Si, todos en algún momento de nuestra vida hemos sentido ideas que vienen a la cabeza sin quererlo pero que son absurdas y sin sentido (¿y si me tiro? ¿y si le hago daño? ¿Y si quiero hacer daño?…). Algunas personas tienen cierta “facilidad” para tener este tipo de pensamientos y, frente a otras que no le dan mucha importancia, algunas se asustan sobremanera y comienzan a darle vueltas en su cabeza una y otra vez. Por supuesto, este tipo de pensamientos generan gran angustia, que algunas personas tienden a calmar con ciertos rituales o supersticiones.

Preguntas frecuentes

¿En qué consiste el tratamiento?

El primer paso tiene que ver con ponerle nombre a lo que te pasa y no resistirte a los pensamientos. Al final uno dedica muchísima energía y tiempo intentando quitarse algo de la cabeza que viene una y otra vez. Así que encontrar respuesta a lo que uno siente y saber por qué se produce en tu caso en concreto ya es un alivio.

Cuando conoces los mecanismos que entran en juego tienes más herramientas para poder parar, pensar y calmarte; tanto con técnicas de relajación, como con un cambio en la forma de pensar, técnicas de distracción y/o manejo de la ansiedad global.

¿Los pensamientos obsesivos se curan?

Yo diría que más que curarse, pueden “pasar”. No es lo mismo una persona que tiende a darle vueltas a las cosas en su cabeza que alguien con un cuadro diagnosticado de trastorno obsesivo compulsivo. Según la gravedad y la forma podríamos decir que el pronóstico será diferente.

Una terapia puede ayudarte a afrontar las obsesiones, saber cómo afrontarlas y a ganar en confianza en ti mismo.