¡Inscríbete en nuestra newsletter y ponte al día con las últimas novedades! Suscríbete ya

Creo que no estamos preparados para una ruptura. En nuestra cultura no recibimos una adecuada información ni de la vida en pareja, ni probablemente de cómo despedirnos o superar los desamores. Si te encuentras en esta etapa, si sigues en pareja y no sabes cómo salir de una relación que te hace daño; o bien tu relación se ha roto y no sabes ni por dónde empezar… Puedo ayudarte a tomar decisiones,  aprender a decir “adiós” a una etapa y “hola” a la nueva.

Preguntas frecuentes

¿Cómo diferenciar si estoy en una crisis “superable” o si ha de suponer una ruptura?

¡Qué daño han hecho los cuentos de príncipes azules y princesitas delicadas!!! Y no digamos las comedias románticas, bien para tarde de domingo pero quizás para representar el verdadero y REAL amor de pareja bastante limitadas, ¿no crees?.

Empiezo por esto, ya que lo primero que hay que comprender es que una relación de pareja tiene una faceta frustrante. Es decir, hay cosas que nos unen y aspectos que nos separan. Y que así está bien, las personas de la vida real son imperfectas y sus relaciones también.

Igual estás pensando, que si, una parte frustrante, pero una parte. Por ejemplo, nos “desenamoramos” de una forma sana cuando descubrimos que no podemos compartir todos nuestros gustos con nuestra pareja, que no es como desearíamos que fuera… Existen otras frustraciones que no tenemos por qué aceptar: una relación que nos hace daño, nos humilla, nos anula… ¿Ves la diferencia?

¿Qué puedo esperar de la terapia?

Todo cambio tiene ventajas e inconvenientes, ganancias y pérdidas. Aunque ahora te parezca misión imposible, con el tiempo puedes ver que igual la ruptura tiene un por qué y que tiene que ver con el estilo de relación que teníais.

Si estás “hecho unos zorros” comenzamos por ahí. La separación tiene esa condición, es una especie de cohete directamente dirigido a nuestra autoestima. Por tanto, empieza por CUIDARTE A TI MISMO/A. Si no tienes ni la más remota idea de cómo se hace veremos las maneras.

Podemos ayudarte a reorganizarte, a empezar a ver todo lo que te hace bien, a REESTRUCTURAR TU OCIO, a CONECTAR CONTIGO MISMO/A y con tus intereses verdaderos.

Si tienes hijos, igual necesitas ayuda. Muchas personas empiezan a valorar la relación con los hijos especialmente cuando se enfrentan a no estar con ellos diariamente. Es muy importante saber cómo hablar de ellos sobre el tema y cómo abordar las diferentes situaciones que van a ir surgiendo.

Igual para ti la ruptura ha sido traumática, engaños, infidelidades, grandes discusiones… Quizás es el momento para parar todo esto.